martes, 10 de diciembre de 2019

Puta que me da vergüenza


Holaaaaaaaaa-
Dicen que por la cantidad de "as" que pones al final de tu "hola" más se demuestra que quieres parecer relajada, simpática, approachable, para nada como una psicópata. No sé, yo siento que no funciona, pero si hay algo peor que un "holAAAAA" es el "hola" seco. No importa.

Volviendo a escribir aquí literal me siento como esta imagen:

No puedo contener mi vergüenza, o el cringe que me genera mi propia existencia, es un problema, una debilidad de personalidad, pero vamos que se puede. 

Me gustaría decir que no sé por qué vuelvo acá, pero la verdad es que después de la terapia a la que me sometí este año puedo decir que me conozco lo suficiente como para decir con una semi seguridad que es porque me gusta hacerlo, lo encuentro entrete, chori, más dinámico que escribir en un diario de vida, en una libreta x que compré en el casa&ideas. 

El blog está medio muerto, no voy a mentir, de hecho el concepto en sí de bloguear está medio muerto, o no. Pero aki toi tratando de revivirlo, le di un makeover que se adapta mejor a lo que soy ahora (aunque no pude agregarle glitter flotante y fuego en las esquinas, no sé como hacerlo), tengo dominio (mira tú, ME SACÓ LÁGRIMAS ESTÁ HUEÁ) y pucha que se ve lindo el PUNTOCOM, y no sé? veamos cuánto dura. 

PIDO expresamente que no se me juzgue por los post anteriores, no negaré lo que fui (igual guardé algunas entradas porque mucho cringe o demasiada info sobre mi ex tóxico)... pero el tiempo pasa, pasan cosas traumaticas, los padres se divorcian, las ideas suicidas se afianzan, las relaciones toxicas... bueno, el 2018-2019 fue intenso y full metamorfosis para mí y lo voy a resumir en una lista (porque ese es un rasgo de personalidad que aún conservo):

NADA DE ESTO VA EN ORDEN CRONOLÓGICO O POR NIVEL DE IMPORTANCIA

-o quizás sí?-

jueves, 26 de octubre de 2017

Un about me S I N C E R O


Se han dado cuenta que la mayoría de las personas en internet se describen a sí mismas muy optimistas y bacanes, full motivadas, blablabla, incluso yo en mi descripción en el blog aparezco como un ser humano mas o menos competente y la realidad no es así. 

Me cuesta definirme, no sé qué poner en mi descripción de instagram así que opto por mi edad o el año que nací + emojis lindos porque todo lo arreglan. La verdad es que admiro a las personas que se pueden describir en las redes (y la vida en general), tienen un poder que yo no. 

jueves, 28 de septiembre de 2017

Confesiones vergonzosas VOL I


Hace caleta que no publico y hay varias razones, no sé si sea lo mejor exponerlas, ni sé si interesa, pero que no este escribiendo en mi blog no significa que no siga escribiendo en lo absoluto. 

Siento que Blogger es una plataforma que muere, instagram is the future -de hecho paso metida ahí-, o algo así, pero a mí me sigue gustando esta cuestión, a pesar de que pocos o nadien lea. Me gusta ver el blog como un diario de vida público así que me dedicaré netamente a eso de ahora en adelante. 

"Experta en humillarse sola" es una buena frase para describirme, sin connotaciones negativas porque ya aprendí a vivir con eso y me parece gracioso, así que para conmemorar mi faceta de mujer asumida dejaré colgada por aquí una serie de cosas vergonzosas (según mi paradigma de la palabra) que hago, no necesariamente ridículas, sino que cosas de las cuales no hay que sentirse orgullosa. De paso, si alguien comenta (o lo lee y no comenta, da igual) invito a ese alguien a hacer lo mismo, es una técnica increíble de auto descubrimiento y ocio.

lunes, 12 de junio de 2017

Metas para lo que queda del año

No puedo creer que ya vamos en la mitad y el 2017 no me ha dado muchas bondades ni yo a el.  Como todo ser ordinario juré que este sería mi año, o sea, me cambié (al fin) de carrera y estoy estudiando algo que me gusta, tengo un trabajo que me gusta (la mayoría del tiempo), y un montón de privilegios que no suelo apreciar.Y así y todo, yo y el universo nos saboteamos, y estoy estancada (por el momento) en lo mismo que el año pasado, solo que en situaciones diferentes.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Personal: el síndrome Carrie Bradshaw.


Y esto no es bueno, el nombre engloba estupidez y baja autoestima. Uso a Carrie Bradshaw como niña símbolo, niña símbolo de los problemas del corazón, de las relaciones malas, del ir y venir. Lo peor, es que estoy casi segura de que sufro de este síndrome, o sea, tengo a mi propio Mr Big.