jueves, 2 de junio de 2016

Un poco de Sailor Moon y Joven y Alocada.


Nací el 95 y alcancé a ver Sailor Moon en la tele.

El concepto de salvar al mundo en falda y con tacos me encantaba, y me sigue encantando, patear traseros. 

Me encanta Sailor Moon hasta el día de hoy. Como que vuelvo a tener cuatro/cinco cuando sale el tema, y en el libro de Camila Gutiérrez, Joven y Alocada, nombran demasiado a la que podría llamar una de mis series favoritas (o acaso la más favorita de todo el mundito). 




Joven y Alocada llegó a mis manos gracias a mi amiga Cata que, aparte de compartir su nombre, me prestó su libro, después de que le expresé mi curiosidad por Camila y su trabajo, ya que la había cachado por instagram y la encontré una persona tan bacán que no podía escribir mal. Como me dijo mi amiga, me terminé Joven y Alocada en menos de un día (cosa que no hacía hace rato porque en la u me hacen leer cuestiones muy largas).

Es raro que alguien de mi país no tenga aunque sea una vaga idea de lo que es este libro, en resumen: su familia es ultra-mega religiosa y conservadora, son evangélicos, ella es por naturaleza opuesta a eso y se rebela, lesbiana/bisexual (le gustan más las mujeres eso sí), nos cuenta brevemente la historia de su vida y aventurillas.

Es un BUEN libro que a cualquiera, excepto a un religioso conservador, le podría gustar, por lo que lo recomiendo un montón y lamento mucho que mi tendencia a no pescar las cosas cuando están de moda me haga perderme por tanto tiempo esto. 


Para dar fin a la entrada debo decir que hoy me di cuenta que ¡El blog cumple un año este mes! La verdad no pensé que duraría tanto y sin duda es un logro, este sitio, aparte de mi diario roñoso, son como mi terapia gratis y quiero agradecer a todas las que me siguen y las que comentan y demás, besitos y gracias por todo.
© TULIPERY. Design by FCD.